top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

¡América a la vista!



En el día 12 del décimo mes del año 1492, al frente de una expedición española que arribó a la isla Guanahani, en las Bahamas, el navegante y cartógrafo Cristóbal Colón descubrió América, un hecho sin precedentes para la humanidad, que dio pie a la expansión de la civilización europea, así como a la conquista y colonización de esas tierras.

Aunque se considera que Colón no fue el primer explorador en adentrarse en el Nuevo Mundo, (como se conoció al continente americano desde el siglo XV), sí fue quien trazó una ruta de ida y de vuelta a través del océano Atlántico y, además, dio aviso oficial del hallazgo.

Cristóbal Colon era hijo del tejedor Doménico Colombo y de Susana Fontanarosa, originarios de Génova, y desde pequeño se relacionó con la vida del mar y la cosmografía. Después de una serie de viajes, llegó a Lisboa en el año 1476 con el fin de desarrollar un plan para llegar a las Indias. Por contactos de su esposa Felipa Moniz, se relacionó con las grandes empresas descubridoras de Portugal. Recogió las ideas del matemático y astrónomo Paolo dal Pozzo Toscanelli (1397-1482) sobre la naturaleza esférica de la Tierra, y elaboró un programa para alcanzar el oriente, navegando hacia occidente por el Atlántico. Su plan fue rechazado en primera instancia por Juan II de Portugal, Enrique VII de Inglaterra y Carlos VIII de Francia; en consecuencia, lo ofreció a los reyes católicos Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla en el año 1487, pero fue aceptado hasta 1492.

Encontrarse con el nuevo continente significó haber cumplido con la promesa de toparse con una desmedida riqueza y asegurar los límites de la Tierra, sobre la que mucho tiempo se creyó, era plana, entre otros retos.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page