top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Ficción y actualidad. Narraciones que se mueven en el tiempo y bosquejan un horizonte cíclico



No obstante en otro tópico veíamos las razones que llevan a disfrutar de opciones de entretenimiento producidas en décadas pasadas, porque tienen un efecto relajante en el cerebro, también es interesante conocer los argumentos de las historias que actualmente son tendencia para otros.


El libro del día del Juicio Final

Publicado en 1992 por la norteamericana Connie Willis, escritora de ciencia ficción, que se formó escolarmente entre los años 60 y 70, refiere una fluctuación en el tiempo, que nos hace sopesar las semejanzas y diferencias en la mentalidad humana entre una época y otra. Narra la expedición al pasado de una estudiante del futuro, quien, aunque ha adquirido las herramientas necesarias para sobrevivir, tiene que enfrentarse a una serie de hechos que se salen de control.


Así es como Kivrin Engle, de la Universidad de Oxford, quien consideraba remontarse a la Navidad de 1320, logra su objetivo, pero aparece en 1348, cuando la peste bubónica asolaba al país; paradójicamente, este error no puede resolverse de forma rápida pese los avances tecnológicos existentes en 2054, año del que procede. Lo anterior, porque el mundo se encuentra lidiando con una epidemia de gripe mortal.


Willis tiene una continuidad constante en la publicación de novelas y relatos bastante exitosa, con novelas como Oveja mansa (1997), Tierra prometida (1997), Tránsito (2001) y Diafonía (2016), entre otros relatos, siendo El libro del día del Juicio Final el más distinguido debido a su trama. Con su trabajo da referencia de su gusto por la literatura futurista, sin temor a explorar sus rubros.


De acuerdo con los expertos, la novela de Willis, que forma parte de la serie Historiadores de Oxford, junto a Por no mencionar al perro (1997), El apagón (2011) y Cese de alerta (2013), se ha llevado algunos de los galardones más importantes de las asociaciones de escritores de ciencia ficción, como el Premio Nébula, en 1992; el Premio Hugo y el Premio Locus, en 1993; el Premio Kurd Lasswitz, en 1994, y el Premio Ignotus, en 1995.


Estación once

Como obra de la canadiense Emily St. John Mandel, publicada en 2014, Estación once tuvo un buen impacto en el medio literario, posicionándose dentro de las listas de mejores novelas en 2015, e incluso, se hizo acreedora al Premio Arthur C. Clarke, fue preseleccionada en los National Book Award, quedó finalista en el PEN/Faulkner Award for Fiction y fue nominada en el Baileys Women’s Prize for Fiction.


El libro narra el suspenso de vivir una pandemia porcina ficticia, que es conocida como la “gripe de Georgia”, que parece iniciar en un set de filmación de los Grandes Lagos, y que pronto se extiende a toda la región y luego al mundo entero, acabando con la mayoría de sus habitantes.


Al igual que Willis, Emily juega con el tiempo y sus personajes en una especie de thriller psicológico, donde la búsqueda y los recuerdos, pero también la amistad y la traición, tienen un papel primordial en un contexto postapocalítico.


Emily St. John Mandel, originaria de Merville, en la Columbia Británica, tiene una particular formación académica, pues desde pequeña fue educada en su casa, encontrando en la escritura un escape a sus sentimientos, ya que, como reconoce, “Lo que me atrajo desde el principio de ésta, es que era como tener un mundo propio en el que no tenía que relacionarme con nadie más que conmigo misma. Era una niña tímida”.


Respecto a los motivos que inspiraron Estación once, la autora ha reconocido que uno de sus intereses era lo que ocurriría en el futuro, pues deseaba escribir sobre la atmósfera que tendría el mundo 15 o 20 años después de que la civilización se hubiera terminado, así que la pandemia sería una arma ideal.


Tanto es el éxito de Estación once, que en enero pasado comenzó su adaptación a una miniserie televisiva de 10 episodios, teniendo como productora a Paramount Televisión y como director a Hiro Murai, y, por cierto, al mexicano Gael García Bernal en un papel principal dentro de la historia. El estreno está programado para los últimos días de este mes o principios de 2021.


Otras novelas de Emily St. John Mandel son: Última noche en Montreal (2009), La pistola del cantante (2010), El cuarteto Lola (2012) y El hotel de cristal (2020).

¡Considere estas opciones!

コメント


bottom of page