top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Método Wim Hof: fortaleciendo cuerpo, mente y espíritu


Una práctica de balance y bienestar, basada en la respiración, la exposición al frío, el enfoque mental y el compromiso




En años recientes, las personas han estado buscando formas naturales de mejorar su salud física y mental. Una de las prácticas a las que se está recurriendo y que está tomando fuerza es el trabajo de respiración y la terapia de exposición al frío.


Entre las técnicas más conocidas que abordan estos dos aspectos, está el Método Wim Hof (WHM), que reconecta nuestro cuerpo con su capacidad natural para sanar, adaptarse y sobrevivir.


Se trata de una práctica respaldada por la investigación y la ciencia, que parte de la creencia de que el trabajo de respiración regular y terapias con frío harán a las personas más felices, más saludables y más fuertes.


¿Qué es el Método Wim Hof?

Es una combinación de exposición frecuente al frío, técnicas de respiración, enfoque mental y compromiso. Tiene similitudes con la meditación tibetana Tummo y el pranayama, que emplean ejercicios respiratorios para el yoga. Como su nombre lo indica, fue creado por Wim Hof, un atleta extremo holandés.


De acuerdo con el sitio web oficial (www.wimhofmethod.com), el método se trata de que todos los días, los hoffers, como se llama a los practicantes, tengan una sesión especial de respiración, de unos 15 minutos, y se expongan al agua fría durante un 120 segundos. ¡Eso es todo!; aunque, desde luego, la parte más difícil es hacerlo diariamente.


En el caso de los ejercicios de respiración, éstos consisten en tres o cuatro rondas de inhalaciones profundas y completas, repetidas rápidamente, y exhalaciones no forzadas, intercaladas con retenciones de la respiración con los pulmones vacíos y con los pulmones llenos. No tiene mayor dificultad, pero requiere algo de concentración y un lugar seguro.


La popularidad del WHM es la ciencia detrás de él. Las investigaciones han demostrado que la respiración hace que la sangre sea más alcalina (menos ácida) y provoca hipoxia, que es “una forma de estrés a nivel celular”. Este es un factor estresante positivo, que puede ayudar al cuerpo a lidiar mejor con otros factores estresantes negativos, a largo plazo, en la vida cotidiana.


Un estudio realizado en 2014, por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos de América, mostró que aquellos que practicaban el método de respiración Wim Hof experimentaron efectos antiinflamatorios y cambios en la respuesta del sistema inmunitario. Con estos resultados, los investigadores determinaron: "Este estudio podría tener implicaciones importantes para el tratamiento de una variedad de afecciones asociadas con la inflamación excesiva o persistente, especialmente las enfermedades autoinmunes".


¿Quién es Wim Hof?

Nacido el 20 de abril de 1959, y conocido como The Iceman (el hombre de hielo), es un atleta extremo, famoso por ser capaz de soportar temperaturas bajo cero y por romper todo tipo de récords relacionados con la exposición al frío, incluyendo nadar debajo del hielo, por 215 pies, y escalar el monte Kilimanjaro (Tanzania), en pantalones cortos. Aunque sus hazañas pueden parecer una locura, tienen un propósito: demostrar que su método funciona.


Beneficios integrales para la salud

Adoptar el Método Wim Hof favorece de varias maneras diferentes. Estos son algunos de los principales beneficios que se pueden obtener con la práctica:


Alivio del estrés: La combinación de respiración y terapia de frío activa el sistema nervioso parasimpático, lo que permite que el cuerpo salga de un estado de estrés y vuelva a funcionar normalmente, entrando en relajación.


Disminución de la presión arterial: Con la respiración alcalina y la exposición a las bajas temperaturas, las venas inician el proceso de vasoconstricción y vasodilatación, lo que elimina la presión del corazón y permite que la presión arterial se mantenga controlada.


Reducción de la inflamación y aumento de la inmunidad: Sirve como un antiinflamatorio natural, dando al cuerpo la capacidad de curarse a sí mismo mientras mantiene las células sanas.


Mejoramiento del sueño: Dado que ayuda a reducir el estrés y promueve la relajación, también, permite crear las condiciones necesarias para ayudar a una persona a conciliar el sueño y permanecer dormida.


Aumento de la energía: Actúa como un potenciador de energía natural, dando como resultado la sensación de mayor capacidad para poder completar más actividad física.


Mejoramiento del enfoque mental: Debido a que el estrés también puede estar relacionado con la concentración, practicar la respiración ayuda a mejorar la concentración.



¿Cómo comenzar a practicarlo?

El mejor momento para realizar el WHM es por la mañana, con el estómago vacío. Hacerlo antes del desayuno (o entre comidas, cuando el estómago no está lleno) asegurará que ningún alimento que se digiera interfiera con la respiración. También, es importante asegurarse de estar en un lugar seguro y estar sentados cómodamente.


Si bien, puede encontrar videos en internet para practicarlo, lo mejor es usar la app oficial de Wim Hof Method, disponible para Android y iOS. Ésta contiene una variedad de tutoriales sobre respiración, duchas frías y ejercicios de yoga. Asimismo, puede usarla para realizar un seguimiento de su progreso y desbloquear insignias de acuerdo a determinados logros.


¿Habría imaginado que respirar y el frío pudieran tener tantos beneficios para la salud del cuerpo, mente y espíritu? Si, a través de sus creencias y técnicas de respiración controlada, The Iceman ha sido capaz de escalar las montañas más altas y heladas de la Tierra, usando sólo un par de pantalones cortos, y resistir dos horas sumergido en cubos de hielo, ¡imagine lo que usted puede lograr!

Comments


bottom of page