top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Madeira: un paraíso insular, esperando ser descubierto


 

Donde la belleza natural, la cultura e historia se mezclan para brindar experiencias inolvidables a sus visitantes




Rodeado por aguas azul turquesa y adornado con paisajes impresionantes, este archipiélago portugués ofrece una experiencia única a cada persona que decide emprender la aventura de visitarlo. Situado en el vasto océano Atlántico, a unos 600 kilómetros al oeste de Marruecos y a casi mil kilómetros de la costa europea, sus islas son un destino turístico que combina la belleza prístina con el encanto de la cultura portuguesa.

 

Su clima subtropical, sus paisajes exuberantes y su rica historia y cultura lo convierten en un lugar ideal para unas vacaciones inolvidables. Si está considerando Madeira como su próximo destino, aquí, tiene una guía que le ayudará a sacarle el máximo provecho a su visita.

 

Las islas volcánicas de Madeira

Este archipiélago está formado por dos islas principales, Madeira y Porto Santo, y dos grupos de islas deshabitadas, las islas Desiertas y las islas Salvajes, que, en conjunto, abarcan una extensión de 801 km2. De este total, la isla principal, Madeira, se extiende por 742 km2, mientras que Porto Santo ocupa aproximadamente 42 km2, y las islas Desiertas suman casi 15 km2.

 

Aun cuando es propiedad de Portugal, este destino se asienta sobre la placa africana; de hecho, se encuentra a 600 kilómetros de la costa de Marruecos, cerca de mil kilómetros de Lisboa, aproximadamente a 500 kilómetros de las islas Canarias y a unos 900 kilómetros de las Azores.

 

El archipiélago es de origen volcánico debido a los procesos geológicos que llevaron a su formación; a decir verdad, es parte de un enorme volcán submarino en el océano Atlántico, del que la isla de Madeira es sólo el punto más alto. Lo interesante de esto es que las erupciones volcánicas que originaron las propias islas, también, dieron vida a hermosos paisajes naturales como ningún otro en ese país.

 

Atracciones

La combinación de su clima suave, panoramas impresionantes y rica cultura convierte a este conjunto de islas en un lugar ideal para todo tipo de viajeros. Entre los principales atractivos turísticos, están:

 


Funchal, la capital y principal ciudad de Madeira. Es un lugar vibrante, que combina tradición y modernidad; sus calles adoquinadas llevan a los visitantes a través de la historia, con iglesias centenarias, museos y mercados tradicionales. Aquí, se puede visitar el famoso Mercado dos Lavradores, la Catedral de Funchal, el Museo del Vino y el Museo CR7, dedicado al famoso futbolista Cristiano Ronaldo, oriundo de Madeira.

 

Una naturaleza sin igual. Madeira es mundialmente famosa por su naturaleza, incluso, es conocida como el "Jardín del Atlántico". Sus montañas, valles y acantilados se funden para crear un paisaje que parece sacado de un sueño. Su Parque Natural protege más de dos tercios de la isla, garantizando así la conservación de su biodiversidad única. Lugares como el Jardín Botánico y el Jardín Tropical Monte Palace exhiben una variedad impresionante de flora, para los amantes de la naturaleza.

 

Explorar sus levadas. Son antiguos canales de riego, que recorren gran parte de la isla. Actualmente, sirven como rutas de senderismo, desde las cuales se puede disfrutar de paisajes espectaculares. Algunas levadas populares son la Levada do Caldeirão Verde y la Levada das 25 Fontes. Uno de los paseos obligados es la Levada Walk, que se extiende por toda la isla y que ofrece caminatas entre bosques de laurisilva, cascadas y vistas panorámicas, que lo dejarán sin aliento.

 


Cabo Girão. Es uno de los acantilados más altos de Europa, ubicado en la costa sur de la isla de Madeira; ofrece una vista panorámica impresionante del océano y de la isla. Además, cuenta con una plataforma de vidrio, que proporciona una perspectiva vertiginosa.

 

Monte. Es una localidad de Funchal, famosa por sus jardines tropicales y las tradicionales cestas de mimbre, en las que los turistas pueden descender por las empinadas calles de la ciudad. Otro de sus atractivos es la iglesia Nossa Senhora do Monte, que puede considerarse el lugar más destacado de toda la zona. Allí, se encuentra la tumba de Carlos I de Habsburgo, el último emperador de Austria.

 



Porto Santo, la playa dorada. Es famosa por su arena dorada, de más de 9 km, perfecta para tomar el sol, nadar en sus aguas cristalinas, tomar un descanso y practicar deportes acuáticos.

 









Cuevas de São Vicente. Son manifestación palpable de los orígenes volcánicos de la isla. Se formaron hace más de 400 mil años, a raíz de una erupción volcánica, y se extienden a través de túneles, que suman casi un kilómetro. Las visitas guiadas, que tienen una duración aproximada de una hora, permiten a los visitantes adentrarse en un mundo subterráneo que parece sacado de Viaje al centro de la Tierra.

 

Festividades y tradiciones. Madeira es famosa por sus festivales a lo largo del año, como el Festival de las Flores, en primavera, y el espectacular Festival de Fuegos Artificiales, en Año Nuevo. Además, las fiestas tradicionales y las celebraciones religiosas son una oportunidad para sumergirse en la cultura local.

 

Hablando de alojamiento y gastronomía

Gracias a su popularidad como destino turístico, este archipiélago ofrece una amplia variedad de opciones de alojamiento, que se adaptan a las necesidades y presupuestos de los visitantes. Algunas de las que se pueden encontrar en Madeira incluyen hoteles de lujo, quintas (antiguas mansiones o fincas convertidas en alojamientos), posadas (a menudo, se encuentran en edificios de patrimonio renovado), apartamentos y villas de alquiler, hostales y pensiones, y alojamientos rurales (perfectos para quienes desean experimentar la vida en el campo).

 

En cuanto a la gastronomía, sugerimos degustar las especialidades locales, como el bolo do caco (un pan delicioso) o la espetada (brochetas de carne sazonada), y probar el vino de Madeira, una bebida de fama mundial.

 

 

Esto es sólo una muestra de lo que Madeira tiene para ofrecer. La isla es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, la cultura y la gastronomía, y, sin duda, brinda una experiencia única y memorable para sus visitantes. Por todo ello, es natural que sea un destino popular entre los turistas nacionales y extranjeros.

 


Consejos para el viajero

 

Clima: Madeira goza de un clima subtropical, por lo que es recomendable llevar ropa ligera, pero, también, prendas abrigadoras, para las noches frescas.

Idioma: El portugués es la lengua oficial, pero el inglés es ampliamente hablado en áreas turísticas.

Divisa: El euro es la moneda oficial.

Calzado: Si se planea caminar por las levadas, es preciso llevar calzado cómodo y adecuado para senderismo.


Comments


bottom of page