top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Sector médico: hacia una industria sustentable




Cada vez existe mayor conciencia de que la salud ambiental y la humana están ampliamente vinculadas





El sector médico, siendo uno de los pilares fundamentales para el bienestar humano, también, ha sido una de las industrias con mayor consumo de recursos y generación de desechos debido a la esterilización de los equipos; asimismo, deja una gran huella de carbono, ocasionada por la energía necesaria para alimentar instalaciones tan grandes.


En estos tiempos, donde el cambio climático y la sustentabilidad se encuentran en el foco de atención, es esencial replantearse cómo la industria médica y hospitalaria puede adaptarse y evolucionar hacia prácticas más sustentables.


Mucho de lo que se habla sobre el tema de la ecología y sustentabilidad se centra en el individuo y en lo que la persona promedio puede hacer para proteger el medio ambiente. No obstante, las empresas tienen mayor poder para efectuar el cambio. Si bien las acciones individuales suman mucho, la transformación llega más rápido cuando personas y organizaciones hacen un esfuerzo colectivo.


Afortunadamente, el sector es cada vez más consciente de su efecto sobre el medio ambiente y de cómo esto, a su vez, ocasiona problemas de salud física. Que cada quien haga lo que le corresponde para volver al planeta más habitable es sólo otra forma en la que esta industria puede promover la salud humana.


¿Cómo puede el sector adoptar prácticas más sustentables y cosechar los beneficios que conlleva su compromiso? Aquí, hemos identificado algunas prácticas innovadoras que las organizaciones pueden realizar para conseguir esta meta.




¿Qué es un sistema de salud sustentable?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define un sistema de atención de la salud ambientalmente sostenible como "un sistema de salud que mejora, mantiene o restaura la salud, al tiempo que minimiza los impactos negativos en el medio ambiente y aprovecha las oportunidades para restaurarlo y mejorarlo, en beneficio de la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras”.


Siete formas en las que la industria médica podría volverse más sustentable


1. Reducción y gestión de desechos médicos. Una gestión adecuada implica, primero, la reutilización y el reciclaje; aunque algunos artículos médicos son de un solo uso por razones de higiene y seguridad, es posible reutilizar y reciclar varios materiales, reduciendo así el impacto medioambiental. Segundo, dar el tratamiento adecuado, es decir, las instalaciones médicas deben contar con sistemas de desinfección y destrucción de desechos, evitando la liberación de sustancias tóxicas al ambiente.


2. Eficiencia energética. Los hospitales y clínicas funcionan las 24 horas del día, lo que conlleva un alto consumo energético. Implementar tecnologías de ahorro de energía y fuentes renovables, como paneles solares, puede disminuir considerablemente la huella de carbono de estas instalaciones.


3. Suministros sustentables. Optar por productos y equipos que sean amigables con el medio ambiente o que hayan sido producidos de manera sustentable puede reducir significativamente el impacto ambiental.


4. Transporte ecológico. La movilidad de pacientes, personal médico y suministros implica un gran consumo de combustibles fósiles. Si se eligen vehículos eléctricos, se incentiva el uso de medios de transporte sustentable, o bien, si se utiliza la telemedicina para reducir la necesidad de viajar, es posible marcar una diferencia significativa.


5. Diseño ecológico de instalaciones médicas. Los diseños arquitectónicos que aprovechen la luz natural, que incorporan materiales sustentables y tienen sistemas de recolección y reutilización de agua pueden convertir a los hospitales en líderes de la sustentabilidad en construcción.

6. Educación y formación. Es fundamental que el personal médico esté formado en prácticas sustentables y que los pacientes sean educados sobre cómo pueden contribuir, ya sea mediante la disposición adecuada de medicamentos o adoptando estilos de vida más saludables y ecológicos.


7. Investigación y desarrollo. El sector médico debe invertir en investigación para desarrollar tecnologías, procedimientos y medicamentos más sustentables. La innovación será clave para garantizar tanto la salud de las personas como la del planeta.


La sustentabilidad en el sector médico es una tarea compleja que requiere de un esfuerzo conjunto de profesionales, administradores, empresas y pacientes. Sin embargo, el potencial para crear un sistema de salud más eficiente, menos dañino para el medio ambiente y más resiliente a los desafíos futuros es inmenso.


Todos los involucrados debemos tener presente que la salud de la humanidad y del planeta están intrínsecamente vinculadas y es nuestra responsabilidad actuar ahora.



Hospitales sustentables en México


En 2017, el Hospital Regional de Tlalnepantla del ISSEMyM se convirtió en el primer centro de salud del país en recibir la certificación LEED Plata (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés), debido a sus logros en sustentabilidad. El nosocomio ha demostrado ahorros del 50 por ciento en agua potable, en comparación con cualquier edificio convencional, además de 15 por ciento de ahorro en costos por consumo energético.


Otros hospitales destacados en el tema son el Hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), situado en Mérida, que obtuvo la certificación ambiental LEED 4; así como el Hospital General de Tláhuac (LEED v4 BD+C: Healthcare level Certified).




Para reflexionar
¿Sabía que las instalaciones de atención médica representan el 11 por ciento de todo el uso comercial de energía anualmente?
Fuente: Hospital Universitario Thomas Jefferson

Commentaires


bottom of page