top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Una lectura de los astros. Interpretación del universo en el Cosmovitral de Toluca



Desde siempre, las preguntas: ¿Qué fue primero, la oscuridad o la luz? ¿Hasta dónde llega el infinito? ¿Realmente, es infinito? Y es que, si no se toca, si no se mira, no se comprende; son ecuaciones en una pizarra que no sé leer. Es descubrimiento de científico que un poco de luz me arroja y, por unos instantes, me hace ver, para quedarme, de nuevo, entre las sombras. Es mi obsesión lo que en la bóveda celeste se encuentra; es mi pasión. En mi mundo, los astros en el cielo son lo que nubes lejanas inalcanzables. Retrato unidimensional de la tercera dimensión. El cielo se despeja, un rayo se cuela y se nubla. Soy sombra dentro de la luz. Soy pregunta, jamás, respuesta. Soy mi propio dilema, y, en los astros, busco la contestación, la objeción, apelación. Juicio y castigo. Soy luz dentro de la sombra; contradictorio y extremo. Soy planeta, soy satélite, soy cosmos.


¿Tiene una hora?

Visitamos en familia el vitral, quizá, el más grande del mundo, en lo que alguna vez fue un edificio creado para ser mercado, inaugurado en el centenario de la Independencia, con el escudo de águilas en las puertas que vigilan y seducen al paseante. Todo un monumento. Es un sitio que no toma mucho tiempo visitar y que se encuentra ahí hace ya algunos ayeres; en alta ciudad, Toluca, en el Estado de México. El inmueble, después de haber servido como mercado y al ser insuficiente el espacio, dejó de funcionar, pero luego, gracias a la visión cósmica del maestro Leopoldo Flores Valdés, poeta del cristal, se transformó en una obra maestra compuesta por más medio millón de vidrieras: el Cosmovitral, inaugurado apenas en 1980 y terminado definitivamente 10 años después, con un vitro –plafón luz– sombra con astros –pájaros en espiral, en constelación– galaxia.


Lo que dice


Mucho se puede interpretar en el arte. Es de mañana, un sol intenso pega en el edificio, vuelta a la esquina; la puerta se encuentra abierta; y la primera visión emana del mismo fuego. Un hombre –sol en coloridos cristales rojo y amarillo. Al rebasar la puerta, al fondo, está la dualidad hombre-mujer, que sugiere movimiento espiral, la creación del universo.


Alrededor del edificio, hay otros vitrales que me insinúan la evolución del hombre y otras dualidades extremas: día-noche, tierra-cielo, agua-fuego.



La obra dentro de la obra


Al interior del majestuoso edificio, de estilo art nouveau, se encuentra un jardín botánico, con una variedad impresionante. Fuentes donde corre agua fresca son el oasis en el desierto; y refrescan el oído y la vista. Es paz pura. Un respiro dentro de la ciudad. Es arte. Plantas que llenan de vida un espacio, de por sí, vivo, verde por doquier.


Universo de cristal


Dentro del edificio, estoy afuera, observando lo infinito, donde los ojos no alcanzan más; quizá, no vuelva a escribir de astros. Camino en las sombras, entre la luz. Cosmogénesis colorida, vítrea y férrea.


El científico explica mientras el oído que escucha siente como agua correr. De momento, la explicación se desenvuelve y tranquiliza, y las preguntas en efluvio vienen cuando el científico calla. Evolución, ¿de dónde viniste y a dónde te fuiste? Es el silencio del momento. Infinito, no puedo comprenderte porque sólo miro lo finito y, entre las sombras, me encuentro con la vista del sol de frente. Soy luz, soy fuego. Soy sombra, satélite, polvo de estrellas de donde vengo y a donde me dirijo. Soy luna. Tu luna.


Es bueno saber que…

En el Cosmovitral Jardín Botánico de Toluca, se pueden apreciar cerca de 400 especies de plantas de diferentes orígenes. Entre las más raras, destacan el árbol de las manitas, de México; la dubetina y el ave del paraíso, de Brasil; el jambolán, de Australia; el cajón de gato, de Perú, y la araucaria, de Canadá.


Se encuentra en el centro histórico de la capital del Estado de México, en la esquina de las calles Benito Juárez y Lerdo de Tejada. El horario de visita es de martes a domingo, de 10 a 18 horas. El teléfono para solicitar información es:

722 214 6785


Comments


bottom of page