top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Vacuna contra el VIH llega a la última fase de ensayos



A diferencia de muchos otros virus mortales, el VIH todavía carece de vacuna. Durante tres décadas, los investigadores han estado trabajando para encontrar una vacuna contra este virus que continúa infectando a millones de personas en todo el mundo.


Hasta ahora, las investigaciones nos han demostrado que cuando el VIH se replica o hace copias de sí mismo, los nuevos virus contienen cambios genéticos o mutaciones que, después de muchas generaciones de copias, los hacen diferentes del virus original.


Precisamente, en el Día Mundial del VIH, la farmacéutica belga Janssen, filial de la estadounidense Johnson & Johnson, anunció que su vacuna experimental contra el VIH llegó a la fase final de ensayos clínicos.


Se trata del primer prototipo de vacuna que alcanza la fase 3 en más diez años. Esta fase, que tomará entre 24 y 36 meses, consiste en verificar si el antídoto es capaz de proteger frente a la transmisión del virus del SIDA en el mundo real.


El fármaco de Janssen utiliza la misma tecnología que la farmacéutica ha empleado en su vacuna contra el COVID-19, un adenovirus modificado para que transporte al interior de las células del sujeto, el ADN de sus proteínas más representativas, de manera que el organismo del individuo cree anticuerpos contra ellas.


Antonio Fernández, investigador de la farmacéutica, explicó que la vacuna en realidad está compuesta por dos vacunas: una codificada con tres proteínas y otra con cuatro, por lo que al tener esta mezcla se llama ‘mosaico’.


El estudio de fase 3 probará si la vacuna puede prevenir la infección por el VIH en distintos grupos poblacionales donde la incidencia es mayor. En Europa y América la vacuna se probará en tres mil 800 hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y personas transgénero, de 18 a 60 años.


En Sudáfrica, se probará con mil 500 mujeres, ya que ahí la transmisión es mayoritariamente por sexo heterosexual. De acuerdo con Janssen, este ensayo es una fase 2 (mide la seguridad y la generación de anticuerpos), pero dado el perfil de las participantes se verá también si hay efecto protector real de la vacuna.


Cabe señalar, que el último intento que llegó más lejos, fue en 2009, cuando el prototipo fue rechazado tras conseguir una protección del 30 por ciento.

Comentários


bottom of page