top of page
  • Moisés Zúñiga

Aspen, mucho más que un famoso destino de esquí

La belleza natural de esta ciudad la convierte en el sitio perfecto para vacacionar en cualquier temporada




Ubicada en el corazón del Bosque Nacional White River, y rodeada por los picos de las montañas Elk, la ciudad de Aspen es bien conocida por ser un lugar ideal para practicar esquí; sin embargo, su historia y sus atractivos van mucho más allá de este deporte.


Una fuerte tradición cultural y artística


Originalmente habitada por los indios Ute, Aspen se convirtió en un pueblo productor de plata durante el auge minero de finales del siglo XIX. Tras la devaluación de este metal, la ciudad experimentó un renacimiento cultural hasta la década de 1940, con la llegada del empresario Walter Paepcke y esposa, Elizabeth.


En 1949, el matrimonio fundó el Festival y Escuela de Música de Aspen, que ofrece uno de los mejores espectáculos de música clásica en ese país. A principios de los 50, Walter creó el Instituto Aspen y la Compañía de Esquí de Aspen, los cuales transformaron a la ciudad en un destino turístico internacional y popularizaron dicho deporte en Estados Unidos.


Con estas acciones, los Paepcke inculcaron en la comunidad una filosofía que se centraba en enriquecer la mente, el cuerpo y el espíritu, llamada ‘La idea de Aspen’.


Grandes atractivos para todos


Ya sea que visite este lugar en invierno o en verano, hay muchos lugares interesantes y cosas divertidas para conocer y hacer. Aquí, le traemos sólo una muestra.


Viaje al pasado del lugar

La Sociedad histórica de Aspen mantiene, conserva y administra varias zonas, exhibiciones y propiedades fantásticas, que cuentan la historia de esta ciudad minera alpina. Puede disfrutar de visitas guiadas a pie, por el centro, o dar un recorrido por el extremo oeste victoriano.


Asimismo, le recomendamos inscribirse en uno de los tours que relatan la génesis del esquí en el pueblo y, por último, explorar el Museo Casa Wheeler/Stallard o el Museo de Minería y Ganadería Holden/Marolt.


Senderismo y esquí en las montañas

Es difícil decir si es mejor visitar la montaña Aspen en el verano o esperar a que caiga la nieve del invierno. Si opta por la primera opción, puede recorrer uno de las docenas de senderos que posee; unirse al grupo de yoga, en la cima; realizar un recorrido naturalista, para aprender sobre la vida silvestre y las plantas, o admirar el panorama desde una góndola.


En invierno, los esquiadores disfrutan de las famosas laderas, pendientes y los claros de la montaña, que desafían, incluso, a los más experimentados.


Complejo turístico de Snowmass

Con sus interminables senderos, ideales para bicicletas y caminatas, divertidos paseos y extraordinarios paisajes pintados de color blanco por la nieve, Snowmass tiene tantas actividades para las temporadas de calor y frío.


Sus montañas son el principal atractivo para los conocedores del esquí vacacional. En total, cuenta con cuatro: Aspen mountain, Aspen highlands, Buttermilk y Snowmass; cada una, dotada de bellezas particulares que la identifican. Lo mejor es que no se necesita ser experto, ya que hay terrenos para personas de todos los niveles, donde se ofrecen lecciones de esquí.


A los amantes de la comida, les encantarán los nueve restaurantes con los que cuenta, especialmente el Lynn Britt Cabin y el famoso Elk Camp Restaurant.


Santuario de John Denver

No es un secreto que el compositor estadounidense John Denver amaba a Aspen, así que la ciudad le demostró un cariño recíproco al erigir un monumento en su honor. Se trata, precisamente, del santuario que lleva su nombre, ubicado a lo largo del río Roaring Fork. Es un tranquilo parque que cuenta con grandes rocas que poseen grabadas algunas de las letras musicales del también cantante; al igual que las tienen las bancas para descansar. Durante el verano, se monta un escenario y los visitantes disfrutan de actuaciones en directo.


Vuelos en un globo aerostático

Aspen ofrece la oportunidad de volar por encima de las montañas rocosas de Colorado a través de recorridos en globo aerostático. Los paseos inician al amanecer y duran una hora, en la que disfrutará de impresionantes vistas en picada del paisaje montañoso. Después de la aventura, puede quedarse un rato y disfrutar de un lujoso almuerzo con champán, que incluye mimosas, salchichas, queso, panes, frutas y varios dulces.


Teleférico Silver Queen

Supone otra opción aérea para contemplar las montañas de altos picos, las majestuosas laderas y los imponentes árboles. Este medio de transporte brinda un cómodo viaje de 14 minutos, que corre desde la bulliciosa ciudad hasta la cumbre pacífica de la montaña Aspen, a 11 mil pies de altura.


Cervezas deliciosas, al aire libre

Si está buscando una cerveza de clase mundial, que represente el estilo de vida montañés, entonces le encantará Aspen Brewing Company, que ha creado una bebida galardonada, que se puede disfrutar en una taberna local en el centro de la ciudad, en donde es posible conocer a los cerveceros y preguntarles sus recetas secretas y visitar las instalaciones para observar todo el proceso de elaboración; los viernes y sábados, hay música en vivo.


La mejor época para visitar Aspen

De diciembre a febrero, la ciudad brilla cuando está enterrada bajo la nieve fresca y sus laderas están listas para ser tomadas por la tormenta. Tenga en cuenta que este es el momento más popular para visitar, por lo que es probable que los precios sean elevados.

Por su parte, entre junio y agosto, es el tiempo perfecto para dar caminatas tranquilas por la montaña.


En 2021, Condé Nast Traveler, revista de viajes y estilo de vida de lujo, otorgó a Aspen el premio de elección de sus lectores, por considerarla la mejor ciudad pequeña en Estados Unidos. Eliza Voss, vicepresidenta de mercadeo de Aspen Chamber Resort Association, señaló: “Este premio subraya que nuestro encanto de pueblo pequeño, con las comodidades de una gran ciudad, resuena tanto entre los visitantes como entre los residentes”.


¿Qué le parece? Suena interesante conocer esta localidad que, aunque pequeña, tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. ¡Estamos seguros que le fascinará!



Los visitantes que pasen la noche en Aspen y sus alrededores, incluidas sus cuatro montañas para esquiar, deben recibir un resultado negativo de COVID-19, de una prueba administrada dentro de las 72 horas posteriores a la llegada, y haber estado libres de síntomas 10 días antes del viaje o estar en cuarentena durante ese período.




Comments


bottom of page