top of page
  • Hedy Hernández

Enfermedades del tracto respiratorio inferior



Las infecciones del aparato respiratorio inferior son una de las primeras causas de atención médica en todo el mundo, tanto en la consulta ambulatoria como en la hospitalización, y se encuentran entre las primeras causas de mortalidad.

Afectan a toda la población, pero fundamentalmente a los menores de 5 años y a los mayores de 65 años.


Las infecciones del tracto respiratorio inferior son aquellas que afectan a las partes bajas del sistema respiratorio, como los bronquios, los bronquiolos y los pulmones. Estas infecciones pueden ser causadas por diferentes tipos de microorganismos, como virus, bacterias u hongos.


Algunos de los síntomas más comunes son la tos, la expectoración, la dificultad para respirar, el dolor torácico y la fiebre. Estas infecciones pueden ser graves y requerir atención médica, especialmente en personas con factores de riesgo, como niños, ancianos, fumadores o personas con enfermedades crónicas.


Entre las infecciones del tracto respiratorio inferior más frecuentes se encuentran:


Gripe

Aparece en epidemias anuales y, ocasionalmente, pandemias, en las que el brote cubre áreas geográficas incluso mayores. Las formas más graves de esta infección pueden observarse en personas mayores de 65 años, niños menores de 2 años y personas de cualquier edad con la salud comprometida. Hay varias condiciones subyacentes que pueden aumentar el riesgo de hospitalización por gripe. Incluyen la diabetes y enfermedades cardíacas, pulmonares y neurológicas, incluido el asma.

Usualmente se manifiesta con fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza, tos, irritación de garganta y congestión nasal. Si la infección es más grave, puede causar neumonía.


Generalmente, los síntomas de la gripe pueden tratarse con reposo y bebiendo mucha agua. También se utilizan medicamentos antivirales para tratar la gripe en personas que pueden desarrollar otras complicaciones.


Bronquitis

Es una inflamación de los bronquios, que son los conductos que llevan el aire desde la tráquea hasta los pulmones. La bronquitis se caracteriza por tos persistente, con o sin expectoración, que puede durar varias semanas. La bronquitis puede ser aguda o crónica. La aguda suele ser causada por el virus de la influenza, el virus respiratorio sincitial o el rinovirus, entre otros. La crónica se debe a una exposición prolongada a irritantes, como el humo del tabaco, la contaminación o las alergias. El tratamiento consiste en aliviar los síntomas con analgésicos, antitusivos, mucolíticos o broncodilatadores. Los antibióticos sólo están indicados si hay sospecha de sobreinfección bacteriana.



Neumonía nosocomial (Pseudomonas aeruginosa)

Neumonía

Es una infección de los alvéolos pulmonares, que son los sacos de aire donde se produce el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. La neumonía puede ser causada por bacterias, como Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae o Mycoplasma pneumoniae; por virus, como el virus de la influenza o el coronavirus; o por hongos, como Pneumocystis jirovecii o Aspergillus fumigatus. La neumonía se manifiesta por tos con expectoración purulenta o sanguinolenta, dificultad para respirar, dolor torácico y fiebre alta.


Asimismo, hay varios tipos de Neumonía:


Neumonía adquirida en la comunidad (NAC), que se contrae por contacto con la infección en la vida diaria.


Neumonía intrahospitalaria, que se contrae tras permanecer un periodo de tiempo en hospitalización.


Neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAV), que se adquiere tras una intervención denominada intubación endotraqueal, cuando se introduce un tubo en la tráquea para ayudar a una persona a respirar.


Neumonía atípica, que se define por la presencia de las siguientes características: 1) inicio subagudo o insidioso, en cualquier caso, menos brusco que el de la neumonía bacteriana "clásica", 2) tos seca o escasamente productiva, 3) ausencia de dolor pleurítico intenso, 4) predominio de las manifestaciones extrapulmonares (fiebre, cefalea, artromialgias, etc.) sobre las respiratorias, 5) condensación radiológica de tipo nolobar, 6) existencia de disociación clínico-radiológica (condensación radiológica evidente con escasos signos auscultatorios en la exploración física).


Neumonía aspirativa, que se produce por aspiración de material contaminado procedente del tracto digestivo, ya sea debida a una macroaspiración o a microaspiraciones repetidas de flora orofaríngea, en ocasiones durante el sueño. En condiciones normales, el material aspirado es aclarado por la tos, la acción del epitelio ciliar y los macrófagos alveolares, pero si estos mecanismos defensivos no son eficaces, se desarrolla la infección.


El tratamiento depende del agente causal y de la gravedad de la infección. Puede incluir antibióticos, antivirales, antifúngicos u oxigenoterapia.


Tuberculosis

Es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que afecta principalmente a los pulmones, pero que puede diseminarse a otros órganos. La tuberculosis se transmite por vía aérea al inhalar las gotitas que expulsa una persona enferma al toser o estornudar. Se caracteriza por tos persistente con expectoración sanguinolenta, pérdida de peso, sudoración nocturna y fiebre. El tratamiento consiste en una combinación de fármacos antituberculosos que deben tomarse durante varios meses para evitar las recaídas y las resistencias.



Las infecciones del tracto respiratorio inferior son enfermedades que pueden afectar seriamente la salud y la calidad de vida de las personas. Son de las principales causantes de hospitalizaciones con altos índices de morbilidad y mortalidad.


Para prevenirlas se recomienda evitar el contacto con personas enfermas, lavarse las manos con frecuencia, vacunarse contra la gripe y el neumococo y dejar de fumar. Si se presentan síntomas sospechosos, se debe acudir al médico para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuados.



Referencias:

1. semFYC - Medicina familiar y comunitaria. Medicina resolutiva. (n.d.). SemFYC.https://www.semfyc.es/wpcontent/uploads/2017/05/Cap%C3%ADtulo-3.-Infecciones-del-aparato-respiratorio-inferior.pdf

2. Llor, C. (2019). Infecciones Del Tracto Respiratorio Inferior. Atención Primaria Práctica, 1(3), 37–38. https://doi.org/10.1016/j.appr.2019.06.001

3. INFECCIÓN DEL TRACTO RESPIRATORIO INFERIOR: SíNTOMAS, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO - SISTEMA PULMONAR - 2023. (n.d.). 1in4mentalhealth.com. Recuperado de: https://1in4mentalhealth.com/lower-respiratory-tract-infections-what-29A

Comments


bottom of page