top of page
  • Moisés Zúñiga

Tiene lugar la Batalla de Waterloo




El 18 de junio de 1815, en Waterloo, Bélgica, justo al sur de Bruselas, el emperador francés Napoleón Bonaparte fue, definitivamente, derrotado en batalla. Se había rendido a las potencias europeas antes, en 1814, y había sido exiliado a la isla de Elba, pero logró escapar a París, donde reunió, de nuevo, a su ejército, para esta nueva batalla contra las fuerzas aliadas de Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Prusia.


Dirigidas por el duque de Wellington, el mariscal Blücher y el príncipe de Orange, las fuerzas aliadas, conformadas por unos 67 mil hombres y 160 cañones, derrotaron a los 74 mil franceses y a sus 250 arsenales. Las bajas fueron numerosas: 15 mil muertos británicos, 7 mil prusianos y 25 mil franceses; Napoleón, junto con 8 mil de sus compatriotas, fue capturado y hecho prisionero. Luego, fue desterrado, para siempre, a la isla remota de Santa Elena, donde sus ambiciones de gobernar Europa terminaron. Allí, murió, en 1821.


Después de la derrota, Gran Bretaña se convirtió en la nación europea más poderosa, y la coronación de Jorge IV, en 1821, eclipsó a la de Napoleón, en 1804. Este acontecimiento bélico marcó el fin de las guerras napoleónicas y el inicio de una etapa de relativa paz, durante la cual no volvieron a generarse enfrentamientos internacionales a gran escala, hasta el inicio de la Guerra de Crimea, en 1853.


留言


bottom of page