top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Nace la anestesiología moderna



Fue el 16 de octubre de 1846, cuando el odontólogo William Thomas Green Morton llevó a cabo una demostración pública en el Hospital General de Massachusetts, para comprobar la efectividad del éter como anestésico, administrado por inhalación; hecho que se considera como el nacimiento de la anestesiología moderna.

En el encuentro, el paciente Gilbert Abbott de 20 años de edad y quien padecía de tuberculosis, inhaló los vapores de éter desde una esfera, diseñada para este efecto. Después de un momento se durmió y John Collins Warren, cirujano y jefe del Hospital, extirpó un tumor superficial congénito, ubicado bajo su maxilar inferior izquierdo, en sólo cinco minutos. Sorpresivamente, cuando Abbott despertó, dijo no haber sentido nada sobre la intervención.

No obstante, Morton había realizado varios experimentos con animales y hasta consigo mismo, antes de probar el éter como anestésico. El hecho de que el doctor Charles T. Jackson le hubiera compartido sobre el efecto narcótico del dietiléter, antes de que hiciera sus pruebas, dio pie a una serie de disputas judiciales, sobre a quién debía atribuírsele la primicia de este descubrimiento.

Ese agotador proceso de autoría, dejaría arruinado al doctor Morton, quien no recibió las regalías adecuadas por la patente de su invento. En julio de 1868, falleció en la pobreza a causa de un accidente cardiovascular.

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page