top of page
  • Hedy Hernández

Enfermedad pulmonar




Es cualquier problema en los pulmones que impide que estos trabajen apropiadamente. Existen tres tipos principales de enfermedad pulmonar:


1. Enfermedades de las vías respiratorias. Estas enfermedades afectan los conductos (vías aéreas o respiratorias) que transportan el oxígeno y otros gases dentro y fuera de los pulmones. Por lo regular, causan un estrechamiento u obstrucción de las vías respiratorias. Éstas incluyen asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquiolitis y bronquiectasia (que también es el principal trastorno de las personas con fibrosis quística).


2. Enfermedades del tejido pulmonar. Afectan la estructura del tejido pulmonar. La cicatrización o la inflamación del tejido hace que los pulmones no se puedan expandir totalmente y que sea más difícil captar oxígeno y liberar dióxido de carbono. La fibrosis pulmonar y la sarcoidosis son ejemplos de enfermedades del tejido pulmonar.


3. Enfermedades de la circulación pulmonar. Afectan los vasos sanguíneos en los pulmones. Son causadas por coagulación, cicatrización o inflamación de dichos vasos. Afectan la capacidad de los pulmones para captar oxígeno y liberar dióxido de carbono. Igualmente, pueden afectar la actividad cardíaca. Un ejemplo de este tipo de enfermedad es la hipertensión pulmonar, que ocasiona una dificultad para respirar cuando se esfuerzan.


Muchas enfermedades pulmonares involucran una combinación de estos tres tipos.


Las enfermedades pulmonares más comunes incluyen:


· Asma

· Colapso parcial o total del pulmón (neumotórax o atelectasia)

· Hinchazón e inflamación de las vías principales (tubos bronquiales) que transportan aire a los pulmones (bronquitis)

· EPOC

· Cáncer pulmonar

· Infección pulmonar (neumonía)

· Acumulación anormal de líquido en los pulmones (edema pulmonar)

· Arteria pulmonar bloqueada (embolismo pulmonar)


Las enfermedades respiratorias agudas se catalogan como una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo. Según el "Estudio Global de la Carga de Enfermedad", la enfermedad respiratoria aguda es la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial, con 2,814.380 casos, y la segunda causa de muerte en menores de cinco años.3 En varios estudios, se ha reconocido su importancia para los países en desarrollo, no sólo por los efectos en la salud de la población, sino, también, por las consecuencias económicas que conlleva su manejo.


La enfermedad respiratoria sigue patrones temporales, tanto en las latitudes altas como en las bajas. En las latitudes altas, se presenta un incremento de los casos en los meses de invierno5, en tanto que, en los países tropicales, se presenta con mayor frecuencia durante la temporada de lluvias.


La etiología más común de la enfermedad respiratoria es la infección viral, seguida de infecciones bacterianas, como las causadas por neumococo. Por otro lado, las infecciones por el virus sincitial respiratorio son las más frecuentes, seguidas de la influenza y la infección por adenovirus.


La enfermedad similar a la influenza es una infección de naturaleza viral muy contagiosa, cuyo efecto puede ser leve y de corta duración o clínicamente grave. Se debe, principalmente, al virus de la influenza, aunque se conocen otros virus que generan un cuadro clínico similar, como el adenovirus, el virus sincitial respiratorio y el de la parainfluenza. La enfermedad se transmite por contacto directo o indirecto entre un individuo infectado y uno vulnerable, mediante gotas de las secreciones o por aerosoles.8 La enfermedad tiene varias fuentes de infección posibles y el tiempo promedio de incubación se estima entre dos y seis días, en tanto que el tiempo de contagiosidad puede ir desde 24 horas antes del comienzo de los síntomas hasta 14 días después.


Bajo la denominación de infección respiratoria aguda grave, se agrupan todas aquellas infecciones respiratorias de carácter viral o bacteriano que requieren tratamiento hospitalario y pueden llevar a la muerte. Los principales agentes virales son el virus sincitial respiratorio, el virus de la influenza, el adenovirus y el virus de la parainfluenza. Los agentes bacterianos más comunes son Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Staphylococcus spp.9 Debido a la variedad de las fuentes de infección, el período de incubación de las infecciones respiratorias agudas graves varía de manera considerable (entre uno y diez días o más). Lo mismo sucede con el período de contagiosidad, que puede ir desde 24 horas antes del comienzo de los síntomas hasta más de cinco días después.


Referencias:

1. Clifton, I. J.; Ellames, D. A.B. “Respiratory medicine”. En: Penman, I. D.; Ralston, S. H.; Strachan, M.; Hobson, R., eds. (2022). Davidson's principles and practice of medicine. 24.a ed. Philadelphia, PA. Elsevier. Cap. 17.

2. Kraft, M. “Approach to the patient with respiratory disease”. En: Goldman, L.; Schafer, A. I., eds. (2020) Goldman-Cecil Medicine. 26.a ed. Philadelphia, PA. Elsevier. Cap 77.

3. Lozano, R.; Naghavi, M.; Foreman, K.; Lim, S.; Shibuya, K.; Aboyans, V. et al. (2021). Global and regional mortality from 235 causes of death for 20 age groups in 1990 and 2010: A systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010. Lancet. Vol. 380:2095-128.

4. Shapiro, E. (1998). Epidemiology of acute respiratory infections. Seminars in Pediatric Infectious Diseases. Vol. 9:31-6.

5. Dowell, S. F.; Whitney, C. G.; Wright, C.; Rose, C. E. Jr.; Schuchat, A. (2003). Seasonal patterns of invasive pneumococcal disease. Emerging Infectious Diseases. Vol. 9:574-9.

6. Omer, S. B.; Sutanto, A.; Sarwo, H.; Linehan, M. et al. (2008). Climatic, temporal, and geographic characteristics of respiratory syncytial virus disease in a tropical island population. Epidemiology & Infection. Vol. 136:1319-27.

7. Ye, Y.; Zulu, E.; Mutisya, M.; Orindi, B.; Emina, J.; Kyobutungi, C. (2009). Seasonal pattern of pneumonia mortality among under- five children in Nairobi´s informal settlements. American Journal of Tropical Medicine and Hygiene. Vol. 81:770-5.

8. Instituto Nacional de Salud. Protocolo de vigilancia de la infección respiratoria aguda. Fecha de consulta: 30 de octubre de 2012. Disponible en: http://www.ins.gov.co/lineas-de-accion/Subdireccion-Vigilancia/sivigila/Protocolos%20SIVIGILA/PRO-R02.003.0000-010%20IRA.pdf.

9. Lessler, J.; Reich, N. G.; Brookmeyer, R.; Perl, T. M.; Nelson, K. E.; Cummings, D. A. (2009). Incubation periods of acute respiratory viral infections: A systematic review. Lancet Infectious Diseases. Vol. 9:291-300.

Comentários


bottom of page