top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Javier y Jorge Marín, escultores de cuerpos y símbolos

Actualizado: 4 oct 2023



Javier y Jorge Marín son dos artistas mexicanos que comparten el apellido y la pasión por la escultura. Ambos nacieron en Uruapan, Michoacán, en una familia numerosa y creativa. Su padre era arquitecto y su madre pintora, y les inculcaron el amor por el arte desde pequeños.


Javier Marín, un artista visual que explora la figura humana


Javier Marín es el mayor de los dos, nació en 1962 y estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, donde se inició en la pintura y el grabado. Sin embargo, fue la escultura la que le permitió expresar su visión personal del cuerpo humano como un vehículo de emociones, conflictos e identidades.


Su obra se caracteriza por la exploración de la figura humana, especialmente la cabeza, como un vehículo de expresión de las emociones, los conflictos y las identidades, tomando en cuenta el proceso creativo a partir de la construcción y la de-construcción de las formas tridimensionales.


Utiliza materiales como el bronce, la madera, la resina y el barro, y los elementos orgánicos, combinando técnicas tradicionales con innovadoras. Sus esculturas tienen un gran impacto visual por su tamaño, su realismo y su dramatismo.


Ha expuesto en más de 90 muestras individuales y 200 colectivas en México y en los museos más importantes a nivel mundial, como el Louvre, en París; el Museo di Palazzo Reale, en Milán; el Museo delle Culture en Milán; la Pinacoteca Comunale Casa Rusca, en Locarno, Suiza; y el Museo del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México, entre muchos otros.



Cabeza de vainilla

Ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre los que destacan el Primer Premio en la Tercera Bienal Internacional de Beijing y la realización por concurso del retablo mayor y el presbiterio de la Catedral Basílica de Zacatecas. En reconocimiento a su exposición itinerante De 3 en 3 (testimonio fotográfico de las exposiciones que el escultor ha realizado en el continente europeo), la cual recorrió siete ciudades europeas (Pietrasanta, Milán, La Haya, Bruselas, La Baule-Escoublac, Luxemburgo y Roma), la Reina de Holanda le otorgó el título de Caballero de la Orden de Orange-Nassau.


También ha publicado más de 20 libros para exponer su trabajo.


Su obra forma parte de diversas colecciones públicas y privadas, como el Museo de Arte Moderno de México, el Museo de Bellas Artes de Boston, la Colección Ersel, en Turín; la Colección de Arte del Príncipe de Mónaco, y la Colección Blake-Purnell en Nueva York. Además, ha realizado obras monumentales para espacios públicos en varias ciudades del mundo, como México, Madrid, Roma, Estambul y Singapur.


Terreno Baldío Arte es un espacio en la colonia Roma Norte de la Ciudad de México, en donde se puede apreciar de manera continua la obra del artista, al igual que en la Fábrica de San Pedro de su ciudad natal, Uruapan, Michoacán.


La Fundación Javier Marín, es un espacio abierto al arte a favor del desarrollo social en donde de manera continua tiene programas abiertos para el público en general.



Jorge Marín, un escultor que desafía la gravedad con sus cuerpos alados


Jorge Marín es el menor de los dos, nació en 1963; estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, en la Escuela Nacional de Conservación, y Restauración y Museografía del INAH. Su obra se enfoca en el cuerpo como una entidad que contiene el espíritu, que se manifiesta en el movimiento, el equilibrio y la gravedad. Sus esculturas en bronce representan cuerpos dinámicos, llenos de vida, que desafían las leyes físicas y se elevan en el espacio. Usa elementos como las máscaras, las alas, la esfera, la flecha, la balanza y los equilibristas como símbolos universales.


Ha expuesto su obra en más de 320 exposiciones colectivas e individuales en México y el mundo, y ha recibido varios galardones y distinciones. Su obra forma parte de diversas colecciones públicas y privadas, como el Museo de Arte Moderno de México, el Museo Soumaya y la Colección Blake-Purnell. Además, ha realizado obras monumentales para espacios públicos en varias ciudades del mundo, como México, Berlín, Tel Aviv y Singapur.



Alas de México

Entre sus obras más famosas están El Vigilante, gigantesca escultura en la entrada al municipio de Ecatepec; La Plaza de Alas, ubicada en el parque La Marquesa, del Estado de México; Balanza monumental II; El ruido generado por el choque de los cuerpos; y Alas de México, que se ha instalado de manera definitiva en trece ciudades de tres continentes, y de manera temporal en 20 ciudades del mundo.





Javier y Jorge Marín son dos escultores que han logrado consolidar una trayectoria artística de prestigio internacional, con un lenguaje propio y una visión contemporánea. Sus obras son un testimonio de la riqueza y la diversidad de la cultura mexicana.
Aunque su estilo es distinto, han tenido el mismo estandarte, defender el arte mexicano, para derribar las murallas de la violencia.





Comments


bottom of page