top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Scarlett Johansson, en su mejor momento


Haciendo gala de madurez y experiencia, pero sobre todo de una incansable energía, Scarlett Johansson continúa su trabajo este 2020, aún con el buen sabor de boca que le dejaron los reconocimientos de los últimos meses, por su actuación en Historia de un matrimonio y Jojo Rabbit, producciones que culminaron con su nominación a los Premios Óscar, en las categorías de Mejor actriz y Mejor actriz de reparto. Y aunque no consiguió la estatuilla en ninguna de las dos, la estrella consideró como un honor esta doble distinción, que subraya su versatilidad para encarnar roles de otros géneros, así como la predilección que ciertos directores para trabajar con ella. Además, considera que ambos filmes son apuestas de la temática que hoy está abordando el mundo en los medios de comunicación.

Incansable


Al promediar 2019, la actriz aún hacía difusión de su trabajo como Natasha Romanov (Black Widow) en Avengers Endgame, la cinta de ficción y superhéroes más esperada de Marvel, que recibió grandes elogios de la crítica, rompiendo expectativas en taquilla, mientras se preparaba para representar ambos filmes en algunos festivales.

Y el mes pasado anunció el trailer de La viuda negra, el icónico papel que ha desempeñado en siete cintas y que representa la primera de la fase 4 de Marvel: una historia en la que conoceremos el origen de su personaje, además de que estará acompañada por más viudas negras, y que servirá como intermedio entre los hechos ocurridos en Capitán América: Civil war y Vengadores: Infinity war; en tanto, será una pausa para lo vivido en los últimos meses.

¿Qué la impulsa a trabajar a ese ritmo?

Hay que recordar que Johansson comenzó a actuar desde muy pequeña, haciendo audiciones para anuncios comerciales, no obstante, su madre, una productora, de raíces judías, la enfocó en solicitar papeles para el cine, logrando que hiciera su debut en éste a los nueve años de edad, en la comedia de fantasía North (1994). Así se fueron dando las oportunidades para ella, con incursiones menores, hasta que, en 1998, su trabajo en El hombre que susurraba a los caballos, le llevó a una nominación como la Actriz más prometedora, por parte de la Asociación de Críticos de Cine de Chicago. Lo siguiente ha sido un ascenso constante…

La rubia ha reconocido que, aunque su trayectoria le brinde la facilidad de descansar por algunas temporadas, sin mayor preocupación, por ahora desea aprovechar el tiempo de actividad lo más que pueda, pues ahora tiene la oportunidad de encarnar roles que dentro de unos años ya no le ofrecerán. No hay que olvidar que de junio de 2018 a junio de 2019 fue la actriz mejor pagada del mundo.

Por lo anterior, la estrella nacida en Nueva York presume de proyectos paralelos que le permiten, por una parte, cambiar el ritmo de trabajo, según la historia de la que se trate, y por otro, mostrar que no solo es una cara bonita o una mujer sexy, como la catalogan algunos medios, sino que es una mujer talentosa, que está presente en cine, en televisión, en teatro y otros contextos que contemplan diversas facetas artísticas.

Un hecho de la vida real


Ante los cuestionamientos sobre Historia de un matrimonio, filmada por una plataforma de streaming, Johansson reconocía hace tres meses que, luego de 10 o 15 años de haberse contactado con Noah Baumbach para hacer algún proyecto juntos, finalmente, pudieron concretarlo y, como coincidencia, ella estaba pasando por el segundo de sus divorcios, por lo cual, ante la exposición del argumento y quedando sorprendida por el mismo, sintió la necesidad de colaborar con él.

Y es que se trata de una cinta de amor, contada a través del divorcio, la cual, según palabras de Johansson, la hizo confrontar no sólo sus habilidades como actriz, sino también sus experiencias como hija, pareja y madre, y a la vez, le ayudó en los días complicados de su separación, que requerían, no pensar demasiado en sus problemas para representar los de otros.

En cuanto al guion, la actriz ha reconocido que fue implacable, pues Noah Baumbach defendió los diálogos en todo momento, no permitiendo la improvisación, como si se tratara de una obra de teatro. Al respecto de esta experiencia, opina que como actores es muy importante poder retroalimentar algunas escenas, incluso, pidiendo que se repitan.

Es así como Historia de un matrimonio, es una apuesta diferente al cine que Johansson ha venido haciendo durante los últimos años, un rodaje que seguramente la hizo madurar, como bien reconoce, pues llegó en el momento adecuado de su vida y la posiciona muy bien en el género de drama, además, que es una muestra de las producciones que está desarrollando el streaming.

Jojo Rabbit, entre fantasía y creatividad


Trabajar en Jojo Rabbit como actriz de reparto, bajo la dirección del neozelandés Taika Waititi, fue un verdadero deleite para la actriz, ya que el creativo es un verdadero “manantial de ideas”, “un gran genio”, quien escribió el guion una década atrás y no dudó en llevarlo a la pantalla grande.

El argumento de la cinta, es una sátira inofensiva sobre el nazismo, que contiene referencias históricas reales, situadas un año antes de la caída nazi, al tiempo que dio cabida a ingeniosas aportaciones del director, lo cual dio como resultado una historia entretenida de principio a fin y con una visión muy particular de ciertos sucesos, que desembocaron en un conflicto bélico.

Jojo Rabbit, que se exhibió durante los últimos certámenes con cierta aceptación, no fue ajena a la crítica, debido a su temática, y está basada en el libro Caging Skies, de Christine Leunens.

Específicamente, de acuerdo a su director, es una carta de amor a su madre, quien es judía; por ello, al crear al personaje de Rosie Betzier, madre del protagonista, puso mucho del carácter de su progenitora. Éste es interpretado por Johansson.

Para Scarlett, la cinta, que estuvo nominada a los premios de la Academia en seis categorías, y que afortunadamente obtuvo una estatuilla en la categoría de Mejor guion, es una historia triste pero diferente, que representa la apertura y libertad con que se está desarrollando el cine.

Sobre su vida personal


Scarlett Johansson ha llegado a los 35 años de edad y su vida personal se ha llenado de experiencias al igual que su trabajo. Ha contraído matrimonio en dos ocasiones, la primera de ellas con el actor Ryan Reynolds (2008-2010) y la segunda con el periodista francés Romain Dauriac (2014-2017), con quien procreó a su hija Rose Dorothy.

Aunque es un tanto celosa de su vida personal, se conoce que recientemente se comprometió en matrimonio con el comediante y guionista Colin Jost. Estas vivencias parecen enriquecer su capacidad histriónica y versatilidad, cualidades que ha sabido aprovechar al máximo.

No obstante, el competido Óscar haya sido para otras actrices, Johansson camina fuerte, demostrando que aún hay tiempo para ganar y cuando eso pase, ella desea estar trabajando.

コメント


コメント機能がオフになっています。
bottom of page