top of page
  • Foto del escritorRedacción Relax

Zurdos: del estigma social al reconocimiento de sus cualidades

A lo largo de los años, ha habido muchos mitos y teorías, tanto buenos como malos, sobre cómo es ser zurdo en una tierra de diestros





Las personas usamos nuestras manos constantemente para ayudarnos a completar las tareas diarias. Mientras que la mayoría de nosotros no tiene que detenerse a pensar con cuál realizar determinada función, a las personas zurdas se les recuerda, con frecuencia, su singularidad, ya que tienen que experimentar innumerables desafíos a diario, al vivir en un mundo diseñado para diestros.


Es posible que los diestros nunca pensemos a conciencia en tales retos, hasta que nos encontramos con un zurdo, lo cual es poco probable que ocurra, ya que, de acuerdo con datos de Better Health Channel y de Statista, el porcentaje de zurdos oscila entre el 10 y el 12 % de la población.


Aun con ello, este grupo ha despertado un interés considerable, especialmente entre los científicos e investigadores, quienes han destinado importantes esfuerzos para conocer más acerca de ellos y buscar maneras de hacer su vida más fácil.


Satanizados en la historia


Aunque, ahora, sabemos que los zurdos son personas normales, la historia no siempre fue tan amable con ellos. En la Edad Media, por ejemplo, ser zurdo era suficiente para ser acusado de practicar la brujería; incluso, el diablo mismo era considerado zurdo, y se creía que él y otros espíritus malignos eran conjurados con gestos hechos con la mano izquierda.


Más adelante, en los siglos XVIII y XIX, en las escuelas, los niños zurdos eran obligados a usar la mano derecha. Estas prácticas persistieron hasta bien entrado el siglo XX, cuando, en la década de 1970 y 1980, los colegios soviéticos mantenían políticas oficiales dirigidas a la reconversión de los zurdos.


Otro de los conceptos erróneos durante el siglo XX surgió en la propia psicología. En 1937, el célebre psicólogo británico Cyril Lodowic Burt escribió sobre los zurdos: “Miran de reojo, tropiezan, arrastran los pies y se arrastran, tartamudean y se tambalean, como focas en tierra”. Desde luego, años más tarde, sus ideas y trabajos relacionados con estas personas fueron desacreditados.


Afortunadamente, gracias a los nuevos descubrimientos, en 1986, se canceló la técnica de reentrenamiento de zurdos.


La ciencia ha demostrado que una persona que nace zurda no puede convertirse en diestra por completo. A diferencia de los demás, los zurdos están mayormente dominados por el hemisferio derecho del cerebro. Aquellos que pueden adaptarse con éxito, por regla general, es porque aprenden a trabajar con ambas manos en la misma medida y se les considera ambidiestros.

Personas con grandes atributos


Si bien, a menudo, se les suele calificar de ‘torpes’ debido que tienen dificultades para lidiar a diario con las herramientas diseñadas para diestros, hoy, sabemos que, en realidad, los zurdos poseen grandes talentos y atributos. A continuación, le listamos algunos de ellos:


· Son altamente adaptables: Casi todos los utensilios y máquinas han sido construidos por y para personas diestras. Esto significa que los zurdos han tenido que adaptarse a circunstancias menos que ideales durante toda su vida.


· Tienen mayores habilidades multitarea: La comunicación entre sus dos hemisferios cerebrales es mucho más ágil y eficiente debido a que siempre han tenido que pensar más rápido, ya que, continuamente, han enfrentado desafíos diestros. Esto los hace ser hábiles para realizar diversas tareas simultáneas.


· Recuerdan los eventos mejor que los hechos: Esto, posiblemente, tiene que ver con la forma en la que los zurdos usan su cerebro, lo que, definitivamente, hace que su memoria sea especial.


· Son mejores deportistas: Los zurdos pueden adaptarse rápidamente a situaciones inesperadas en los deportes. Entre las actividades en las que tienden a ser más hábiles, se encuentran el beisbol, el cricket o el tenis de mesa.


· No necesariamente tienen predominio cerebral derecho: Es común pensar que todos los zurdos tienen más desarrollado el hemisferio derecho del cerebro; sin embargo, suelen tener conexiones entre ambos hemisferios, lo que les permite procesar la información con mayor rapidez.



Se dice que las personas diestras dominan el mundo; y es que casi todo lo que vemos a nuestro alrededor está diseñado para ellas. No obstante, al igual que la sociedad está abriéndose para escuchar y atender las necesidades de otras minorías, es importante que seamos conscientes de que las personas zurdas son parte de nuestro entorno, donde unos y otros coexistimos y nos complementamos.


Queda claro que los zurdos no son, para nada, ‘torpes’, como mucho tiempo se les señaló, pero ¿son más inteligentes que los diestros? No. La ciencia no ha demostrado esto, pero lo que sí ha encontrado es que pueden tener atributos o dones superiores, tal como sucede de forma inversa.


Actualmente, el estigma y la vergüenza de ser zurdo casi han desaparecido, y, por el contrario, estos hombres y mujeres se han convertido en un misterio y fascinación permanente, que ha conducido a un sinfín de investigaciones. Y aunque, tal vez, nunca sepamos qué determina realmente el que ciertos individuos sean zurdos, lo cierto es que tienen muchas ventajas que ni ellos ni el mundo deben desaprovechar.




Día Internacional de la Zurdera
Se conmemora cada 13 de agosto, desde el año 1976, con la finalidad de dar a conocer las dificultades que enfrentan los zurdos a nivel global, incluso, ante tareas cotidianas. La iniciativa fue promovida por la Asociación Internacional de Zurdos, una organización que nació en Londres y que reúne a más de 28 mil personas zurdas.



Zurdos famosos

Aunque las estadísticas señalan que sólo existe un 10 % de población zurda, muchas personalidades notables de la cultura, el deporte, la ciencia y las artes pertenecen a este grupo. Entre ellas, mencionamos a:


· Marilyn Monroe

· Bill Gates

· Lionel Messi

· Leonardo da Vinci

· Miley Cyrus

· Napoleón Bonaparte

· Iker Casillas

· Charles Chaplin

· Kurt Cobain

· Diego Armando Maradona

· Albert Einstein

· Wolfgang Amadeus Mozart



Commentaires


bottom of page